Aprendizajes en el Club DUCIS


Acerca de La Comunicación entre Iguales

En este primer encuentro de 2019 del Club DUCIS conversamos acerca de la comunicación.

Somos iguales, como seres humanos, la comunicación es la base para cualquier relación personal y organizacional. Cada uno de nosotros establece tiempos y ritmos diferentes, que parten de nuestro sistema de creencias, de los contextos que tenemos y que están presentes en el instante mismo que se desarrolla la interacción, y que se llena de significados a través de nuestra expresión verbal y no verbal, y de nuestro lenguaje oral y escrito, incluso con las imágenes y los emoticones.

Por eso es importante establecer acuerdos de significados y de conceptos para poder entender mejor al otro y hacernos entender mejor a nosotros.

¿Qué códigos usamos para relacionarnos? Con nuestras familias, nuestros amigos, en el trabajo. En cada círculo en el que compartimos, se generan códigos específicos que deben ser primero, entendidos a conciencia para luego, comunicárselo a los demás.

Lo que ignoramos es luego completado por aquellas personas o entidades que creemos poseen la verdad. Es lo que sucede, por ejemplo, con la Internet, donde muchas personas dan por sentada la veracidad de la información porque existe en ella. Esto dificulta aún más el proceso de comunicación, si le añadimos el filtro que ponemos, la no-escucha, cuando nos dicen puntos de vista diferentes al nuestro.

Nadie ve lo que no está listo para ver”, expresaba Viviana H. Mondragón, Consultora en DUCIS (2019), al referirse a este filtro natural que hacemos los seres humanos.

La comunicación es siempre una responsabilidad compartida entre emisor y receptor. Para ello, es importante tener en cuenta:

Fuente: diseño propio.

  • El emisor debe tener coherencia entre lo que piensa, dice y hace. Los pensamientos transmiten emociones y las emociones se convierten en el lenguaje simple y concluyente de nuestro cuerpo.

  • El mensaje debe tener códigos y conceptos claros para las diferentes personas que participan en el proceso de la comunicación. El contexto debe entenderse abiertamente, identificar al menos las bases y las vivencias que confluyen en el momento, antes, durante y después.

  • El receptor debe ser activo, escuchar, preguntar, retroalimentar. Se debe mantener la actitud de los niños de preguntar el “por qué” hasta que los conceptos y las expectativas sean comprendidas con mentalidad abierta.

Preguntarnos, ¿qué es esto? ¿para qué sirve? Buscar la respuesta (no inventada) a lo que no sé, complementar para responder e interrelacionarnos con menos probabilidad de error.

Es importante ver las cosas a nuestro alrededor con actitud curiosa, como si fuera la primera vez, eso nos ayudará a no suponer y notar los cambios.

Santiago Gutiérrez, Consultor en DUCIS (2019) comentó que, “a veces nosotros mismos nos convertimos en la barrera de la comunicación, condicionamos esa igualdad con nuestra predisposición”.

Aceptar qué sé y qué no sé, no temer darlo a conocer a otros, entender que el desconocimiento no me hace menos, en cambio, el hablar de más sin saber puede hacer que otros que confíen en nosotros cometan errores ante el desconocimiento o que se pierda la propia reputación, si es que ese otro conoce más de ese tema en especial.

Ante el desconocimiento solemos reaccionar con:

  • Agresividad.

  • Silencio – evasión.

  • Inventiva y elocuencia.

No se debe permitir que los miedos dirijan nuestras acciones sin analizar las motivaciones”. (Viviana H. Mondragón Morales, 2019)

Elizabeth Bedoya, una de las participantes del conversatorio, manifestó: “la importancia de orientar a los niños brindando diferentes opciones y posibilidades para que puedan tomar sus propias decisiones y tomar su camino de vida con apertura de significados y honestidad.”

Pensar en el ejemplo que ejercemos como líderes (padres, maestros, jefes, compañeros) en nuestro entorno para mejorar nuestra comunicación y de paso mejorar la comunicación de quienes nos siguen. Esto aporta en la igualdad, mejor en la equidad, de nuestro proceso de comunicación. De equidad porque se hace necesario adaptar el lenguaje y la forma al otro, a su madurez emocional, ser asertivos.

La comunicación adaptada al otro, entender antes de darme a entender” es una de las grandes conclusiones que generamos en este encuentro de conocimiento co-creado. Otras conclusiones son las siguientes:

Pensar en la situación que puede estar viviendo la otra persona en el momento de la comunicación, no cargarse de emoción”. Poner en contexto las ideas, entenderla y ayudarla más que juzgarla, no pensar tanto en sí mismo sino en cómo puede ayudar al otro y a la situación para que se desenvuelva mejor el proceso. Después de todo, no podemos cambiar al otro y, ¡sí podemos cambiarnos a nosotros mismos!

Mantener la actitud curiosa de los niños y preguntar para entender el por qué de personas y cosas, entender para actuar mejor… humanamente.

#Escuchaactiva #Comunicación #Liderazgo #Empatía #Colaboración

Entradas destacadas
Entradas recientes